DE PROVOCACIONES Y TRIBUTOS

LO QUE PODEMOS ESPERAR DEL 2021

Mientras muchos siguen creyendo en relatos, en épicas de aviones que van y vienen de Moscú o peor aún pensando que por algún golpe de suerte, Argentina podría encaminarse hacia un camino virtuoso, por mi parte estoy convencido que con los datos fundamentales de la economía, de la orientación política vigente y del cansancio social reinante, se nos terminará sirviendo finalmente un cóctel para nada digerible. Alquimistas de la economía discuten si la recuperación será en forma de “V”, de “W”, de “J” o de la letra que Uds. quieran. Pero la realidad para el común de la calle es bien otra, ya que ellos no saben de economía ni de abecedarios ni de curvas. Ellos solo saben si les alcanza el peso o no para vivir, si hay seguridad y si hay avasallamiento o no de los mínimos derechos de un ser humano.

Es momento de balances y de proyección. Desde hace décadas a esta altura del año, trato de escribir mis cinco a diez objetivos del año venidero teniendo en cuenta el escenario vigente. Me he equivocado a veces, pero muchas veces he acertado. Pero nadie podrá discutirme que por lo menos un plan tuve en mi mente. Me consideraría un “Mediocre”, al decir de José Ingenieros, si no tuviera en mi cabeza un plan personal para los próximos doce meses.

El Dr. José Ingenieros (1877-1925) vivió tan solo 48 años, pero en su corta vida desplegó conocimientos de medicina, psiquiatría, psicología, farmacia, filosofía y por supuesto, la docencia. Sus aportes al pensamiento crítico del ser nacional fueron trascendentales, al punto que se le debe la Reforma Universitaria (1918) y varios escritos y libros acerca de las causas del “descarrilamiento argentino” (como él lo denominaba). Podremos estar de acuerdo o no con su final anarquista, su posición “antiimperialista” o en posiciones a veces cercanas al socialismo más extremo, la masonería y hasta el comunismo. Sin embargo, desde esta columna siempre he tratado de ensalzar a aquellos que sin más interés que difundir conocimientos, han colaborado aunque sea de posiciones opuestas a las que yo tengo con mi mirada. Provocando, criticando, debatiendo también se construye.

Leamos esta cita de “El Hombre Mediocre” (1913): “El Hombre Mediocre es incapaz de usar su imaginación para concebir ideales que le propongan un futuro por el cual luchar. De ahí que se vuelve sumiso a toda rutina, a los prejuicios, a las domesticidades. El Hombre Mediocre es parte de un rebaño o colectividad, cuyas acciones o motivos no cuestiona, sino que sigue ciegamente. El mediocre es dócil, maleable, ignorante, un ser vegetativo, carente de personalidad, contrario a la perfección, solidario y cómplice de los intereses creados que lo hacen borrego del rebaño social. Vive según las conveniencias y no logra aprender a amar. En su vida acomodaticia se vuelve vil, escéptico y cobarde. Los mediocres no son genios, ni héroes, ni santos”.

Por Dios, volver a leerlo, una y mil veces!. Es que acaso Argentina ha entrado lenta pero decididamente en una sombra enorme de mediocridad?. Dando esto por cierto, y antes de entrar en pronósticos del 2021, me permito recordar que en mi escrito pasado del 20 de diciembre, escribí sobre los que nos dejó el 2020: Ilusiones Perdidas, Improvisación, Falta de Educación y Vocación al Trabajo, Fragilidad Económica, la Creación de Falsos Relatos, la Justicia que no ajusticia, la Pobreza en nuestras Puertas, los Impuestos desmedidos, la Violencia de todo tipo. Estos 10 “fundamentals”, son los que dan pie a mis estimaciones 2021. Si Ud. tiene otras, será un gusto escucharlas, confrontarlas y por ende, crecer.

La Economía del Colapso
Es inevitable un colapso del peso basando esta afirmación, en la Emisión Monetaria sin par, el Aumento del Gasto Público y la nula decisión de Gobierno por reducirlo. Las reservas están en la nada misma. No hay que ser un Nobel en Economía para darse cuenta que esto no cierra. Habrá devaluación y fuerte. No tiene importancia cuando ni cuanto. Traza tu plan sabiendo que tendremos un peso devaluado por lo menos entre 3 a 5 años vista.

Consecuencias de la Devaluación
Empecemos por las positivas: Se abrirán oportunidades para la exportación de servicios calificados y de productos locales. Si fuera gerente comercial estaría mirando más hacia el exterior que hacia el mercado interior. Las devaluaciones también licuan las deudas en pesos, por ejemplo, las del propio Estado.
En cuanto a las consecuencias negativas: No habrá inversiones de importancia y las que se realicen serán relacionadas con los bajos salarios nominales en dólares que ya tenemos (ejemplo plantas automotrices y otros productos manufacturados). Pero estas inversiones serán para aprovechar los salarios anuales que rondarán los u$s 6.000. Recomiendo visitar web www.gapminder.org

Funcionamiento de Servicios Esenciales
Atado al punto anterior, observaremos un detrimento notorio en la calidad de prestaciones de servicios considerados universales y básicos. No tendremos 5G, no tendremos mejoras en telecomunicaciones, no tendremos inversiones en las redes eléctricas, no tendremos inversiones en obras de infraestructura. Ojalá me equivocara, pero el escenario no es cautivante para los que quieran invertir en proyectos de largo plazo. Y el Estado ya no tiene plata.

Crujido del Tejido Social
No hay colapso sin alteraciones. Y cuanto mayor sea el colapso, mayores serán las alteraciones. Aunque parezca increíble, estoy convencido que estos reclamos vendrán en forma de tenaza entre lo que nunca nada tuvieron (y mal vivieron de dádivas y planes) y los sectores productores que estarán agobiados por la presión impositiva. No los unirá el amor sino el espanto. Suena imposible, lo sé. Pero cuando el carenciado se de cuenta que ya no le alcanzan ni las changas, ni las ayudas esporádicas del gobierno, estará a un paso de aliarse con sectores productivos que vienen reclamando un cambio (seguir declaraciones del Sr. Grabois). No me extrañaría que todo esto comience primero por el interior del país.

Las “Paso” que nadie Pasará
No hay espacio para los juegos políticos. Las “Paso” para el ciudadano de a pie es sentarse a ver por TV como otros pujan por el mango de la sartén. Apuesto a que no se realizarán. Es llamativa la reacción de funcionarios que no se dan por aludidos ante críticas por su mala performance. Llegué a una sencilla conclusión: Nadie quiere perder su puesto ni los privilegios atados a dicho puesto. Se imaginan por un momento a algún ministro mandando un CV a una Consultora para que lo tomen de algo? O empezar de cero un Estudio de Abogado o de Contador? Claro que no. Sencillamente tienen miedo de quedarse sin trabajo.

Tiempos Violentos
La desocupación, el aumento de la pobreza, la baja de planes de asistencia harán una ensalada que se traducirá en violencia. Y no hablo solo de la violencia callejera, del robo, del hurto, sino por sobre todo del irrespeto hacia las normas de convivencia y códigos de comportamiento civil. El 2021 no nos verá firmes, derechos y peinados. Nos verá algo desalineados y alterados.

La Muerte del Relato
Partiendo del texto del Dr. Ingenieros, el descrédito de los gobernantes (y de la oposición) será cada día mayor. Vanas serán las falsas historias épicas re escritas por los de turno. Cuando en crisis estás, no hay cuentos que te alcancen.

La Pandemia
Soy de los que creen que la pandemia irá languideciendo ya sea por las distintas vacunas (las que podamos con nuestros dólares pagar) o por el efecto “manada”. De ser así esto sería una gran noticia, sin embargo, el eventual retroceso del COVID dejará más expuestas las realidades que nos acucian. Ya no habrá un tercero a quién culpar. Será la hora de mirarnos en el espejo.

Estos son mis pronósticos del 2021. Pesimista? Puede ser. Sin embargo (y sobre todo para los más jóvenes) quiero hacer un llamamiento al estudio y al esfuerzo. No perder el tiempo en discusiones macro cuando lo que tenemos que resolver es la micro nuestra del día a día. Estaremos en una posición excelente para exportar conocimiento, tecnología, tercerización de servicios, producir pensando en mercados del exterior. Para eso, hay que estudiar. Jugar en las Grandes Ligas es el desafío.

Es bueno terminar con el mismo Dr. José Ingenieros y su definición del Hombre Idealista (él clasificaba al Hombre en tres tipos: el Ser Inferior, el Ser Mediocre y el Ser Idealista): “El Ser Idealista es un hombre capaz de usar su imaginación para concebir ideales legitimados solo por la experiencia. El Idealista se propone seguir quimeras, ideales de perfección muy altos, en los cuales pone su fe, para cambiar el pasado en favor del porvenir; por eso está en continuo proceso de transformación y se va ajustando a las variaciones de la realidad. El Idealista contribuye con sus ideales a la evolución social. Es original y único y se perfila como un ser individualista que no se somete a dogmas morales ni sociales; consiguientemente, los mediocres se le oponen. El Idealista es soñador, entusiasta, culto, de personalidad diferente, generoso, indisciplinado contra los dogmáticos. Como un ser afín a lo cualitativo, puede distinguir entre lo mejor y lo peor; no entre el más y el menos, como lo haría el mediocre”.

Que Dios ilumine a nuestro país ya que necesitaremos una centena de “Idealistas”, en el claro sentido en que José Ingenieros los definía.

Tributo a José Ingenieros (1877-1925).

27 de diciembre de 2020

ENTRE EN CONTACTO

7 + 8 =

1881 79st. Cswy Apto 1901. North Bay Village, Florida; (33141) US
+1 786 657 6599
HG@bb.vision